logo shop ebookcervantes.comebookcervantes.com

¡Oferta!

Niebla, Miguel de Unamuno

5,48  4,40  Imp. incluidos

    «Esta ocurrencia de llamarle nivola —ocurrencia que en rigor no es mía, como lo cuento en el texto— fue otra ingenua zorrería para intrigar a los críticos. Novela y tan novela como cualquiera otra que así sea. Es decir, que así se llame, pues aquí ser es llamarse. ¿Qué es eso de que ha pasado la época de las novelas? ¿O de los poemas épicos? Mientras vivan las novelas pasadas vivirá y revivirá la novela. La historia es resoñarla».

1911-02-01, A Águia, Portugal, Miguel de Unamuno, firma.svg

 

Con esta novela Miguel de Unamuno desea difuminar los límites entre ficción y realidad. Se pregumta incluso: «¿Ente de ficción? ¿Ente de realidad? De realidad de ficción, que es ficción de realidad. Cuando una vez sorprendí a mi hijo Pepe, casi niño entonces, dibujando un muñeco y diciéndose: «¡Soy de carne, soy de carne, no pintado!», palabras que ponía en el muñeco, reviví mi niñez, me rehíce y casi me espanté. Fue una aparición espiritual». Pretende así poner en primer plano lo impalpable en contrapunto a lo material y visible. Muestra ya en el título, Niebla, esa identidad del personaje que haciéndose de carne y buscándose a sí mismo encuentra un Unamuno que le presenta la realidad, que le revela:…no existes, eres una criatura de ficción !.

 

Categories:

Descripción

    «Antes de haberme puesto a soñar a Augusto Pérez y su nivola había resoñado la guerra carlista de que fui, en parte, testigo en mi niñez, y escribí mi Paz en la guerra, una novela histórica, o mejor historia anovelada, conforme a los preceptos académicos del género. A lo que se le llama realismo. Lo que viví a mis diez años lo volví a vivir, lo reviví, a mis treinta, al escribir esa novela».

1911-02-01, A Águia, Portugal, Miguel de Unamuno, firma.svg