logo shop ebookcervantes.comebookcervantes.com

Del Arte de la Guerra, Maquiavelo

7,10  Imp. incluidos

»….en la Antigüedad, los que querían conservar sus Estados practicaban y hacían practicar todas las cosas de que me he ocupado en este diálogo, y educaban su cuerpo para resistir las fatigas, y su ánimo para no temer los peligros. Alejandro, César y todos los grandes hombres y famosos príncipes de pasados tiempos, combatían en las primeras filas, caminaban armados a pie y, si perdían sus Estados, era perdiendo también la vida, viviendo y muriendo dignamente. Podrá censurarse en todos o en algunos de ellos sobrada ambición de dominar, pero no que se entregaran a la molicie ni a cosa alguna de las que enervan y degradan a los hombres ».

» En cuanto a mí, me quejo del destino, que no debió hacerme saber estas importantes máximas sin darme los medios de realizarlas. Viejo ya, no creo tener ocasión de practicarlas, y por ello os las he explicado ampliamente para que, jóvenes como sois y de elevada posición social, podáis, si os parecen útiles, aprovechar mejores tiempos y el favor de vuestros príncipes para recomendárselas y ayudarles a plantearlas. No temáis ni os desalentéis ».

Machiavelli Signature.svg

Niccolò di Bernardo dei Machiavelli

Maquiavelo hace una crítica a las instituciones militares de su época y desarrolla su política militar. La primera traducción al castellano » Del Arte della guerra » de Maquiavelo, publicada en 1536 por Diego de Salazar, nunca fue prohibida por la inquisición. Esto se debe a que realizó una conversión del lenguaje político del humanismo cívico al de derechos de base teológica.

 

 

 

 

 

Category: